«Las cárceles y el crimen»

Publicado en Recomendadas (Acervo)

icon482«Las cárceles y el crimen», de Eduardo Guerrero Gutiérrez, revista Nexos, México, abril 2012

El desgobierno y la violencia en las cárceles mexicanas alcanzaron su nivel histórico: nunca se habían registrado tantas fugas (se cuadruplicaron de 2007 a la fecha) ni los motines habían sido tan letales (en los primeros dos meses de 2011 hubo 79 asesinatos), y estos son apenas síntomas del problema mayor que plantea la disputa de las organizaciones criminales por ejercer el control total.

Eduardo Guerrero Gutiérrez afirma lo anterior en su estupendo ensayo «Las cárceles y el crimen» [abril 1, 2012], publicado por Nexos y donde se explica cómo a raíz de que el gobierno federal implementó en 2007 la actual estrategia para contener al crimen organizado, los penales se convirtieron en espacios de acción estratégica para las organizaciones delictivas.

Entre otras cosas, apunta Eduardo Guerrero, «los penales pueden servir como una fuente de rentas, pues en ellos vive una población cautiva a la que se puede extorsionar de forma constante y hay un lucrativo negocio de distribución de droga», además de que sirven como «refugios» para integrantes de bandas criminales amenazados.

Esto es así, entre otros factores, debido a «la sobrepoblación y la corrupción que prevalece en los sistemas de readaptación social de varias entidades», pues «operan con reglas informales, con un sistema de cuotas, y sin una autoridad que defienda los derechos de los presos o que al menos garantice su integridad física».

Si México quiere superar esta crisis penitenciaria, concluye Guerrero Gutiérrez, la próxima administración federal deberá establecer «una política activa de rescate y fortalecimiento de los sistemas de readaptación social del país», con base en los siguientes cinco ejes:

1) «Generar un sistema de información del sistema de readaptación social», 2) «Reducir la sobrepoblación», 3) «Transferir a los presos del fuero federal a penales federales», 4) «Limitar la capacidad de las organizaciones [criminales] para operar al interior de los penales» y 5) «Reducir márgenes de discrecionalidad en las funciones de las autoridades penitenciarias».

Lea «Las cárceles y el crimen», en Nexos

«Unidad de Medidas Cautelares: modelo de Servicios Previos al Juicio»

Publicado en Recomendadas (Acervo)

Carrasco Solís, Javier, en Nuevo Sistema de Justicia Penal, revista semestral del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, Año II, Número III, México,junio 2011

NuevoSistJusticia setecLa «prisión preventiva» no debe ser la regla, sino la excepción, para casos donde solo así pueda garantizarse que el imputado comparezca a su juicio y no ponga en riesgo a los testigos, las víctimas y la sociedad.

Bajo tal premisa, Javier Carrasco Solís, director del Proyecto Presunción de Inocencia en México, de la Open Society Justice Initiative, en colaboración con Renace e Insyde, hace un análisis sobre los mecanismos institucionales que deben implementarse al respecto para llevar a la práctica las reformas constitucionales de 2008.

«La adopción normativa no es suficiente para cumplir con la disposición constitucional; es necesario crear la política pública y programas administrativos necesarios que aseguren el cumplimiento internacional y constitucional», apunta Carrasco Solís.

Atendiendo a esta necesidad surgió en Morelos la Unidad de Medidas Cautelares para Adolescentes, UMECA, un esfuerzo modelo que persigue «coadyuvar en la preservación del principio de presunción de inocencia», permitiendo que el juez disponga de información consistente para aplicar medidas cautelares de manera racional, que no se reduzcan a la prisión previa al juicio.

El autor refiere también que es indispensable impulsar el cambio cultural no sólo entre los operadores del sistema, sino en la sociedad, para que deje de percibirse al imputado de un delito como culpable y, por lo tanto, no se interprete como impunidad que enfrente su juicio en libertad, por supuesto, bajo las condiciones que el juez considere pertinentes.

Consulte la revista Nuevo Sistema de Justicia Penal

«La reciente creación de la Unidad de Medidas Cautelares en el estado de Morelos, sus funciones y alcances en el marco del nuevo modelo del Sistema de Justicia Penal»

Publicado en Recomendadas (Acervo)

NuevoSistJusticia setecHernández Sabás, Luis Ramón en Nuevo Sistema de Justicia Penal, revista semestral del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, Año II, Número III, México, junio 2011

«Pudiera pensarse que las reformas a la ley impactan directamente al Poder Judicial […], pero los alcances de la reforma son mayores y también el poder ejecutivo se ve en la necesidad de transformar sus instituciones».

Es una de las conclusiones de Hernández Sabás, subdirector de Reinserción Social del Estado de Morelos, en este detallado análisis del sistema de medidas cautelares para adolescentes, de reciente implementación en el estado.

Cuerpos policiales, procuradurías de justicia, defensorías públicas; dependencias de servicios periciales, medios alternos para la solución de conflictos penales y servicios previos al juicio, y las áreas de reinserción social deberán transformarse si se desea llevar las reformas a buen puerto.

Uno de los pasos para dar vigencia real al principio  de presunción de inocencia fue la creación de la Unidad de Medidas Cautelares para Adolescentes (UMECA) del estado de Morelos [febrero 2011].

«El modelo de la unidad de medidas cautelares es un modelo integral que ha funcionado en otros países con gran eficacia, principalmente en los Estados Unidos», dice Hernández Sabás al hacer un repaso del proceso que llevó a la creación de la UMECA.

También se refiere a la futura implementación del modelo de unidad de medidas cautelares en el sistema de justicia para adultos, que «pretende disminuir la aplicación de la prisión preventiva como pena anticipada» y, con ello, la violación del debido proceso, la sobrepoblación penitenciaria, la corrupción, los abusos y la estigmatización que para los imputados de delito conlleva.

 Consulte la revista Nuevo Sistema de Justicia Penal

Manual para el fortalecimiento de la independencia y la transparencia del Poder Judicial en América Central

Publicado en Recomendadas (Acervo)


Manual para el fortalecimiento de la independencia y la transparencia del Poder Judicial en América Central
, de Abraham Siles Vallejos, Fundación para el Debido Proceso Legal, Estados Unidos, septiembre 2011

Manual DPLF

Un sistema de justicia penal en crisis, «lejos de llevar al colapso y a la parálisis, puede servir para desencadenar un proceso de cambios en la administración de justicia», siempre que la sociedad civil organizada se involucre impulsando «alianzas cívicas» y «pactos de amplio espectro» con los operadores, aparte de dar seguimiento a la designación  de jueces y magistrados.

Así lo propone el Manual para el fortalecimiento de la independencia y la transparencia del Poder Judicial en América Central [marzo, 2012], de la Fundación para el Debido Proceso Legal [DPLF], a través de su Programa de Independencia Judicial.

Elaborado por Abraham Siles Vallejos, consultor senior de la DPLF, persigue, según la Introducción, «contribuir al mejor cumplimiento del rol de participación y seguimiento que compete a la ciudadanía y a las organizaciones de la sociedad civil para robustecer a las judicaturas de América Central, en particular, en lo relativo a las características primordiales de independencia y transparencia».

En la primera parte, el Manual ofrece en un estilo ágil y accesible un amplio marco teórico que incluye desde «El rol del Poder Judicial en el Estado constitucional y democrático de Derecho», hasta el marco normativo y la «Ubicación institucional, estructura y funcionamiento del Poder Judicial».

La parte medular está dedicada a las acciones que la ciudadanía puede emprender para mejorar los niveles de independencia y transparencia judicial, incluidas «formas de lucha contra la corrupción judicial» y «para fortalecer el acceso a la información».

Una de las conclusiones más interesantes del Manual es que «si la ciudadanía se pone de espaldas o es indiferente a los cambios estructurales en la judicatura —o si al cabo de un tiempo deja de interesarse en tales cambios—, el impulso de las reformas decae y se estanca o, al menos, deviene errático e incierto», algo que en países en pleno proceso de reforma de sus sistemas de justicia penal, como México, debería tenerse  presente.

Consulte Manual en PDF