Los Tribunales de Tratamiento contra las Adicciones (TTA) son un modelo de intervención utilizado por jueces ―a través de la solución alternativa denominada «suspensión condicional del proceso»― para someter a una persona que enfrenta un proceso penal, si es el caso, a tratamiento por adicciones.

Publicado en +Justicia

El objetivo de esta serie es compartir ejemplos de enfoques innovadores que incorporan en las políticas de drogas una perspectiva de género y los principios de salud pública y derechos humanos. Estas experiencias brindarán los mejores resultados posibles solo cuando vayan acompañadas de una reforma más sustantiva de las leyes y políticas de drogas.

Publicado en Noticias 2017

Pablo Ferri

“Fuimos usados por el Estado mexicano. Se nos capacitó para una función y se nos ordenó hacer otra muy diferente (…) El señor Felipe Calderón, excomandante supremo de las Fuerzas Armadas, declaró la guerra al narcotráfico y fue un término muy desafortunado”. Así se expresa un grupo de 20 militares presos, en una carta enviada hace unos días al presidente de la República, la Cámara de Diputados y el Poder Judicial de la Federación. Todos están en proceso o condenados por delitos cometidos durante los años duros de la Guerra contra el Narco, en el sexenio del ex presidente Calderón. Algunos cumplen penas de hasta 31 años.

Publicado en Noticias 2017
Martes, 12 Enero 2016 00:00

México y la ruta hacia UNGASS 2016

El papel de México en la política global de drogas ha sido asombrosamente proactivo a lo largo de los años. Desde 1993 la postura del gobierno en la Asamblea General de las Naciones Unidas fue de preocupación, declarando que frente al incremento del consumo y las organizaciones criminales se imponía una reflexión internacional.

Publicado en +Justicia
Martes, 05 Enero 2016 00:00

UNGASS 2016, en puerta

En 2012 los presidentes de Colombia, Guatemala y México hicieron un llamado a Naciones Unidas para que realizara una Sesión Especial de su Asamblea General (UNGASS, por sus siglas en inglés) sobre drogas en 2016.

Publicado en +Justicia
Martes, 10 Noviembre 2015 00:00

México, en la dirección (in)correcta

«Las fuerzas armadas son evaluadas como las instituciones que cuentan con la mayor confianza ciudadana. Casi el 70% considera que son profundamente respetuosas de los derechos humanos. México va en la dirección correcta», aseguró el embajador Ruiz Cabañas ante de la CIDH. Sin embargo, según el informe Fuera de control, tortura y otros malos tratos en México (2014), de Amnistía Internacional, el 64% de l@s mexican@s declaró temer tortura en caso de ser puest@s bajo custodia de fuerzas militares en acciones de seguridad pública 

Durante el periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en octubre, el Estado mexicano fue llamado por diversas organizaciones de la sociedad civil a la audiencia temática «Derechos Humanos y política de drogas en México», para responder  una serie de acusaciones sobre violaciones a derechos humanos en el combate contra anti-drogas realizado por las fuerzas armadas, así como por su política prohibicionista y punitiva.

Publicado en +Justicia
Martes, 11 Agosto 2015 00:00

Presidentes rompen el tabú

CD Boxes Label«La guerra global a las drogas ha fracasado, con consecuencias devastadoras para individuos y sociedades alrededor del mundo». Así inicia el primer informe de la Comisión Global de Política de Drogas, titulado «Guerra a las Drogas».

Publicado en +Justicia

Palizas, hambre, humillación, abuso sexual, trabajo forzado y secuestro no son palabras que vengan a la mente cuando pensamos en el concepto de «tratamiento» en el siglo XXI. Sin embargo, estas son prácticas a las cuales se somete a diario personas que usan drogas en México, en nombre del «tratamiento», como lo demuestran dos nuevos informes sobre condiciones dentro de los «anexos».

Publicado en +Justicia
Martes, 18 Noviembre 2014 00:00

Tribunales de Drogas: ¿Funcionarán?

Cuando alguien es detenido y le preguntan «¿quieres ir a la cárcel o tratamiento?», le dan opciones falsas. Se supondría que recibir tratamiento es la mejor opción, pero cuando el delito es posesión simple u otro vinculado al consumo de sustancias legales o ilegales, sin daños a terceros, es difícil justificar el tratamiento, y más cuando se logra de manera supuestamente «voluntaria».

Publicado en +Justicia