Lucía Dammert

Soluciones simples a problemas complejos, es uno de los mantras del populismo que pretende reconocer en el sentido común la mejor forma de enfrentar los problemas estructurales de nuestras sociedades. La sensación que la gente tiene respuestas honestas, serias y desinteresadas frente a una elite egoísta, narcisista y corrupta se ha instalado en la mayoría de nuestros países. La elite política y económica, sin duda, ha aportado millones de elementos para consolidar este sentimiento.

Publicado en Noticias 2019