Pablo Ferri

“Fuimos usados por el Estado mexicano. Se nos capacitó para una función y se nos ordenó hacer otra muy diferente (…) El señor Felipe Calderón, excomandante supremo de las Fuerzas Armadas, declaró la guerra al narcotráfico y fue un término muy desafortunado”. Así se expresa un grupo de 20 militares presos, en una carta enviada hace unos días al presidente de la República, la Cámara de Diputados y el Poder Judicial de la Federación. Todos están en proceso o condenados por delitos cometidos durante los años duros de la Guerra contra el Narco, en el sexenio del ex presidente Calderón. Algunos cumplen penas de hasta 31 años.