Marco Lara Klahr

Con todos sus tropiezos y obstaculizaciones deliberadas francamente reaccionarias, la implementación del sistema de justicia penal acusatorio avanza de algún modo, sobre todo en su arista normativa. Y eso va transformando de forma lenta, tortuosa, pero indefectible, también el ejercicio del periodismo policial y judicial, y la industria noticiosa.

Clay Boggs y Maureen Meyer

Para conmemorar el Día de Derechos Humanos el 10 de diciembre, WOLA ha preparado un análisis sobre la situación de derechos humanos en México y la falta de avances significativos en cuestiones de derechos humanos por parte del gobierno de Peña Nieto durante los primeros dos años de su sexenio. Basándose en informes y casos recientes, el análisis considera la situación de la tortura, desapariciones, privación arbitraria de la vida, delitos cometidos contra los migrantes y agresiones contra periodistas y defensores de los derechos humanos en México. 

Miércoles, 10 Diciembre 2014

«El miedo y la paz»*

Sergio Aguayo

El antídoto para el miedo y la violencia es la cultura de la paz. Este principio tan elemental es ignorado por quienes gobiernan; y un botón de muestra es la manera como los principales noticieros televisivos informan sobre las manifestaciones.

«Sobornos y acuerdos a puerta cerrada no solo roban los recursos de los más vulnerables, sino que minan la justicia y el desarrollo económico, y destruyen la confianza pública en el gobierno y los líderes», advierte Transparencia Internacional en el Índice de Percepción de la Corrupción 2014 [diciembre 7, 2014], donde México ocupa el alarmante lugar 103 de los 175 países evaluados, reprobando con una puntuación de 35 sobre 100: de los países de la OCDE es el percibido como el más corrupto.