Lo que podemos hacer desde el periodismo por la reforma penal*

Publicado en Noticias 2014

Marco Lara Klahr

Durante el último cuarto de siglo he dedicado gran parte de mi actividad profesional como periodista a impartir talleres, cursos y charlas, lo mismo de investigación y narración periodísticas, que de periodismo policial y judicial, tanto en México como en una veintena de países. Gracias a mis colegas el aprendizaje es para mí invaluable.

Como parte de ese camino, desde principios de la década anterior me enfoqué en la reflexión y problematización del papel social de los medios noticiosos industriales y el ejercicio periodístico en el abordaje informativo de los conflictos y las violencias sociales, así como de los delitos y su institucionalización a través del sistema de justicia penal.

Finalmente, dentro del propio rumbo, a partir de 2006 fui interesándome, aprendiendo y especializándome ―desde el periodismo― en las especificidades del sistema de justicia penal acusatorio, gracias en gran medida a los abogados Ana Aguilar García y Javier Carrasco Solís, directores del Instituto de Justicia Procesal Penal, el IJPP.

Comencé con ellos en el Proyecto Presunción de Inocencia en México ―antecedente del actual IJPP―, coordinando Prisión sin condena [Debate 2008], y ya con los años edité una serie de libros de divulgación de diversos temas especializados, hasta que me encomendaron preparar el primer manual para periodistas sobre la materia ―No más «pagadores». Guía de periodismo sobre presunción de inocencia y reforma del sistema de justicia penal [OSJI/Article 19/Embajada Británica en México, 2011].

En 2008 inició la sucesión de reformas normativas para implementar en México un sistema de justicia penal de tipo acusatorio adversarial, en tanto que desde dos años antes ya había una tendencia en aquel sentido en Chihuahua y Oaxaca, de modo que hace tres años, para sumarnos al cambio desde el periodismo, creamos dentro del IJPP el Programa de Medios y Justicia, que hoy seguimos construyendo.

Lo mejor es que en este trayecto hemos visto y sido parte del cambio del periodismo policial y judicial ―aunque no siempre para bien―. El gran aprendizaje es que cuando comenzamos casi nadie quería escucharnos dentro del gremio de los periodistas y la industria noticiosa, mientras que ahora, de manera directa o indirecta, en México hemos trabajado ya con varios miles de periodistas, impartiéndoles talleres, cursos y charlas, aparte de entregarles en mano manuales y otros materiales concebidos para ellos.

Mejor aún es que durante los tres últimos años parte de dichos talleres han sido organizados, en unos casos, con la participación de asociaciones de nuestro gremio y, en otros, dentro de las redacciones mismas de empresas noticiosas como El Norte [Monterrey], Noroeste [Culiacán y Mazatlán], Grupo Multimedios [Monterrey], Reforma y El Universal [DF], Grupo Expansión [DF], Grupo Fórmula y El Sol de Hidalgo [Pachuca].

Pues bien, un nuevo y estimulante tramo en toda esta ruta es Prende Judicial: El IJPP, a través del Programa de Medios y Justicia, se sumó esta vez al Programa Prensa y Democracia, de la Universidad Iberoamericana, ofreciendo al gremio periodístico especializado en periodismo policial y judicial una oferta temática de becas académicas.

Tras el proceso de convocatoria y selección, resultó este impresionante resultado de nuevos colegas becarios: Andalucía Knoll [VICE Media, DF], Inés García [Zeta, Baja California], José Luis Sánchez [Zócalo, Coahuila], Juan Eduardo Mateos [Imagen, Veracruz], Itzel Reyes [Eje Central, DF], Carlos Quintero [El Sol de Morelos, Morelos], Ángel García [Expreso/La Razón, Tamaulipas] y Sergio Ferrer [independiente, Guerrero].

Estos compañeros ya están en el Distrito Federal, listos para emprender su estancia académica en la Universidad Iberoamericana, la cual incluye la posibilidad de cursar diversas materias de licenciatura y posgrado, así como un menú de conferencias,workshops y talleres enfocados en la comprensión del sistema de justicia penal acusatorio y los derechos humanos de la justicia penal, para escalar en su profesionalización.

Hace unos días apareció una alarmante noticia que confirma lo que diversas voces desde la sociedad civil y la academia hemos estado repitiendo hace años: la implementación del sistema de justicia penal se halla estancada, debido a la falta de voluntad política, las inercias burocráticas inquisitivas, las fuerzas reaccionarias y la precaria cultura jurídica democrática, así como el desinterés masivo en el tema y, en muchos casos, el abierto rechazo de medios y periodistas.

Claramente, los periodistas y los medios tenemos un gran trabajo que hacer, esencial para un México justo: supervisar de manera informada, sistemática y propositiva dicha implementación; visibilizar las tendencias antirreformistas y, sobre todo, aprender, difundir y respetar las nuevas normas procesales de tipo acusatorio que atañen a nuestro desempeño profesional. Y, obvio, compartir esto con todos nuestros colegas.

Porque, además, tengamos presente que un periodista profesionalizado está más seguro.

@Edad_Mediatica

* Publicado originalmente en marcolaraklahr.mx [enero 8, 2015] 

Consulta también: