Según el procurador general de Justicia de Morelos, Mario Vázquez Rojas, la «presunción de inocencia no quiere decir que todos son inocentes»; así respondió a un reportero que lo cuestionó tras la lectura de un comunicado donde se criminalizaba a personas imputadas de delito que no habían sido juzgadas penalmente.

A partir de tan lamentable declaración, Jesús Castillo García plantea en su más reciente columna del diario La Unión de Morelos[enero 10, 2013] el «terrible dilema» que enfrenta el gobernador morelense Graco Ramírez Garrido Abreu: «[…] respetar el sistema acusatorio […] o echar a la basura la presunción de inocencia y dar rienda suelta a la jubilosa presentación de detenidos y así dar la imagen de que está acabando con la delincuencia».

Lea «Viola Gobierno leyes sobre presunción de inocencia», en La Unión de Morelos

Inder Bugarin

A pesar de que el tema de la legalización es un tabú entre la clase política comunitaria, los países miembros de la Unión Europea avanzan por un camino distinto a la represión por consumo de estupefacientes.

La tendencia europea es hacia la exclusión de la sanción penal por posesión y consumo de cualquier sustancia ilícita para uso personal, de acuerdo con información del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT).

Aunque hace más de tres décadas tiene lugar en América Latina una oleada de reformas de los sistemas de justicia penal, persisten factores estructurales que obstaculizan su óptima implementación y funcionamiento, según ha documentado el Centro de Estudios de Justicia de las Américas [CEJA].

Miércoles, 09 Enero 2013

«La joven morelense»*

Sergio Aguayo

La niña violada por su patrón tenía todo en su contra. Sería otra víctima por su lugar en las jerarquías sociales y por el fatalismo que lastra a las mayorías. Nueve años después derrotó estos pronósticos.