Martes, 31 Julio 2018

Difundir la verdad

Por

Las miles de personas víctimas de la violencia que ha azotado al país en los últimos 12 años, en especial las familias de las desaparecidas, así como la sociedad en su conjunto, tenemos derecho a conocer la verdad; merecemos una narrativa oficial sostenible acerca de las “razones y circunstancias en las que aberrantes delitos y sistemáticas violaciones a derechos humanos llegaron a cometerse, esto con la finalidad de evitar que esos hechos vuelvan a ocurrir en el futuro”. [1]

El domingo estalló la celebración por el resultado que obtuvo México contra Alemania, un momento histórico por haberle ganado al campeón del mundo. Pero hoy tenemos mayores motivos para celebrar: Se cumplen diez años de la reforma constitucional que estableció el sistema acusatorio y dos de la entrada en vigor del Código Nacional de Procedimientos Penales.

El 8 de marzo pasado fue una jornada histórica en España: Con motivo del Día Internacional de la Mujer, los colectivos feministas convocaron a una huelga de mujeres que no solo tuvo un seguimiento masivo, sino que desencadenó una respuesta ciudadana sin precedentes, llenando las calles de banderas moradas y consignas a favor de la igualdad. La sociedad empezaba a quitarse el yugo del patriarcado y miraba al futuro con ojos de progreso y ansias de cambio.

La política en México ha sido históricamente dominada por los hombres: las mujeres pudimos votar solo a partir de 1953; en 1977 tuvimos a la primera gobernadora ―tendrían que pasar varios años para que hubiera otra―, y fue hasta la reforma electoral de 2013-2014 que se logró al menos formalmente la paridad de género.