Con la Miscelánea Penal (2016) surgió la posibilidad legal de revisar o cambiar la «prisión preventiva» de las personas bajo proceso en el sistema tradicional, por una medida cautelar diferente; lo anterior a partir del Artículo Quinto Transitorio, que permite la revisión de dicha medida bajo las reglas del sistema acusatorio.

El 10 de octubre [2017] la represión del motín en la prisión de Cadereyta ―zona metropolitana de Monterrey― por fuerzas de seguridad de Nuevo León produjo la muerte violenta de 17 personas privadas de libertad, aparte de que 31 resultaron heridas.

La siguiente semana el Instituto de Justicia Procesal Penal y otras organizaciones participaremos en el 165 Periodo de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ―Montevideo, octubre 23 al 27, 2017―, poniendo sobre la mesa la situación de la «prisión preventiva» oficiosa en México.

El sismo [septiembre 19, 2017] exacerbó realidades que se viven, de por sí, de manera cotidiana en México. Desde los primeros días se difundió información sobre el tratamiento inadecuado a los cuerpos sin vida rescatados de entre los escombros, evidenciando algo que no es novedad: La falta de aplicación de protocolos para el manejo e identificación de personas fallecidas.