Una nueva página acaba de escribirse en la histórica lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia en la Argentina, ante los aberrantes crímenes cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983).

El 3 de mayo [2017] Lesvy Berlín fue asesinada en la Ciudad Universitaria de la UNAM y su cuerpo hallado en una cabina telefónica del Instituto de Ingeniería, lo cual ha causado gran preocupación y luto entre la comunidad universitaria y la ciudadanía, que exige la resolución del caso.

La semana pasada, la Suprema Corte de Justicia de Nación resolvió la Acción de Inconstitucionalidad 60/2016 presentada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que  impugna la constitucionalidad de la prisión o internamiento preventivo para adolescentes de 14 a menos de 18 años, y la medida cautelar de resguardo domiciliario, previstas en la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes. Ahora me referiré solo a la primera figura, con base en la transcripción pública de la sesión del Pleno.

La semana pasada un Tribunal Colegiado en materia administrativa determinó que un solicitante de asilo (reconocimiento de la condición de refugiado) debía permanecer en libertad y no bajo detención de las autoridades migratorias: La sentencia estableció que quienes tramiten un amparo contra la detención administrativa pueden obtener su libertad de forma inmediata, mediante la suspensión en el juicio de amparo.