El Código Nacional de Procedimientos Penales representaba una estupenda oportunidad para unificar criterios y buenas prácticas logrados en el sistema de justicia acusatorio, pero tal parece que fueron ignorados los 18 códigos procesales penales de tipo acusatorio que hay en el país y los avances en 15 estados que ya poseen dicho sistema.

Martes, 11 Febrero 2014

Adictos a la flagrancia

Por

La detención de personas acusadas de cometer un delito en México habitualmente es resultado de la persecución fortuita, no del trabajo concienzudo de investigación policial. Por ejemplo, en la zona metropolitana de la Ciudad de México —a la que pertenecen el Distrito Federal y parte del Estado de México— 9 de cada 10 detenciones ocurrieron en flagrancia (Azaola y Bergman, 2009).

Hoy en día nos resulta familiar hablar de los «derechos de las víctimas», pero esta es una idea relativamente nueva; la historia del poder punitivo muestra que la víctima estuvo relegada, prácticamente olvidada hasta hace pocas décadas.

Martes, 28 Enero 2014

'Barristers'

Por

Para los abogados mexicanos el nuevo sistema de justicia penal, con su énfasis en la oralidad del proceso, implica la adquisición de nuevas destrezas. No pueden ya conformarse con la lectura de documentos, pues la audiencia oral debe ser dinámica, clara y eficaz. Por ende, es valioso que conozcan prácticas de otros países con sistemas penales adversariales, para luego adaptarlas a la realidad local.