×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 17251
JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 719

El actual proceso penal chileno es producto de una gran reforma de la justicia criminal que contó con el apoyo y los recursos necesarios. De esta forma se han dejado atrás los problemas estructurales de falta de imparcialidad ―cuando el juez asumía las funciones de investigar y juzgar―, y lentitud y dilación injustificada de los procedimientos escritos. Ahora el juez penal se concentra en su labor de juzgar, y con la oralidad y la inclusión del principio de inmediación los tiempos de tramitación y resolución son más rápidos.

Martes, 20 Mayo 2014

Justicia paralela

Por

Las noticias «policiacas», como se conoce a las relacionadas con el crimen y la justicia penal, contienen elementos dramáticos, de alarma o repulsión que despiertan la curiosidad del auditorio, incitándole a buscar mayor información.

Las escuelas de Derecho tienen un rol central en la adecuada implementación del nuevo sistema de justicia penal, porque en ellas se forman quienes a mediano y largo plazos serán sus operadores y, en consecuencia, los responsables de su consolidación. Prepararlas para este reto es una tarea compleja.

No hay en México mecanismos efectivos para reparar el daño a las personas acusadas injustamente de delitos y que permanecieron en «prisión preventiva». Alguien puede pasar uno, tres, cinco, diez o veinte años en prisión y después ser absuelto y ni siquiera se materializa por parte del Estado la frase «usted disculpe».