Martes, 11 Junio 2019

Por la salud y la vida de las mujeres, en Ecuador Será Ley

Por
Valora este artículo
(2 votos)

Norma (nombre ficticio), con solo 12 años y experimentado su primera menstruación, quedó embarazada. Su padre la violaba sistemáticamente. En Ecuador, aunque el aborto es legal cuando la vida y la salud de la mujer embarazada corra peligro, el sistema de salud la ignoró; fue obligada a tener un hijo consecuencia de violación.

El embarazo en niñas es un problema de salud pública y justicia social, y el Estado ecuatoriano las obliga a ser madres. Por ello Norma elevó una demanda internacional y hoy su historia es contada al mundo entero: Su deseo es que ni una niña más sea violentada y obligada a la maternidad.

La violencia por razones de género, en particular la sexual hacia las niñas, es un problema regional y atenta de manera directa contra los derechos humanos. Sus altos índices en Ecuador hacia la niñez se refleja en las tazas de embarazo infantil y adolescente; solo en 2017 se registraron 2,964 partos de niñas de 10 a 14 años. Aunque la legislación penal establece que toda relación sexual con una persona menor de 14 años es violación, no permite el acceso a un aborto seguro en tales casos; la única respuesta estatal es, en efecto, la maternidad forzada.

Cada día siete niñas menores de 14 años resultan embarazadas a causa de violencia sexual; el Estado tiene una deuda grande con las mujeres y las niñas, y el derecho penal no puede seguir criminalizándolas

La violencia sexual afecta negativamente la salud física, mental, sexual y reproductiva de las niñas. Son ellas quienes están mayormente desprotegidas, pues las violaciones se producen, en la mayoría de los casos, dentro del ambiente familiar. Ninguna sobreviviente de violación debería ser obligada a ser madre. El tema del aborto todavía sigue siendo un tabú, sacarlo al debate público causa aún un conflicto social.

El derecho a decidir debe estar contemplado en las leyes de todos los países. Actualmente la Asamblea ecuatoriana tiene en sus manos la decisión histórica acerca de la protección a las niñas y mujeres víctimas de violencia sexual; es necesario que cumpla con sus obligaciones jurídicas en el ámbito internacional de los derechos humanos, asegurando que el debate de la reforma al Código Orgánico Integral Penal en relación con el aborto no punible se realice de manera técnica y científica, con criterios diversos, democráticos, laicos y plurales.

En Ecuador, cada día siete niñas menores de 14 años resultan embarazadas a causa de violencia sexual; el Estado tiene una deuda grande con las mujeres y las niñas, y el derecho penal no puede seguir criminalizándolas. Será Ley.

Consulta también:

Modificado por última vez en Martes, 11 Junio 2019 11:28
Maydita Zabala Mora

es abogada, directora de Proyectos de Fundación Aequitas, maestrante en Derecho constitucional, activista y feminista.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.