Martes, 12 Marzo 2019

La 4T será feminista o no será

Por
Valora este artículo
(2 votos)

En conmemoración del #8M, miles de mujeres salimos a marchar el viernes pasado con un mismo objetivo: Exigir el final del Estado patriarcal en el que estamos inmersas. A dicho Estado no le es ajena la denominada Cuarta Transformación, que sin la participación de las mujeres —es decir, de más de la mitad de la población nacional— y una visión transversal feminista no logrará sus expectativas establecidas: Reducir la violencia y la corrupción, y dinamizar la economía.

A 100 días de la asunción del presidente Andrés Manuel López Obrador las mujeres, las niñas y las organizaciones de la sociedad civil hemos encontrado reticencia en la agenda política de los poderes Ejecutivo y Legislativo, los cuales han demostrado que las mujeres y nuestra realidad no somos su prioridad.

Lo anterior fundamentado en decisiones como estas:

1. La reducción presupuestal en perjuicio de al menos 15 programas federales esenciales para proteger sus derechos y reducir la violencia contra las mujeres, como la eliminación del Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas, así como el recorte a los de acceso a soluciones habitacionales y apoyo a la vivienda, Fortalecimiento a la Transversalidad de la Perspectiva de Género, y de Salud Materna, Sexual y Reproductiva, entre otros.

2. La reforma al artículo 19 constitucional para aumentar el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa —presentada como solución a la violencia feminicida, a pesar de que se ha demostrado su ineficiencia.

3. La suspensión de la convocatoria pública relativa a la asignación de subsidios para la prestación de servicios de refugios para mujeres víctimas de violencia, proponiendo a cambio entregarles dinero en efectivo, pese al marco normativo que establece que la atención debe de ser brindada de manera integral, incluidos alojamiento, atención médica y atención psicológica, y alimentación, con base en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida Libre de Violencia y a la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

A 100 días de la asunción del presidente Andrés Manuel López Obrador las mujeres, las niñas y las organizaciones de la sociedad civil hemos encontrado reticencia en la agenda política de los poderes Ejecutivo y Legislativo, los cuales han demostrado que las mujeres y nuestra realidad no somos su prioridad

4. Las candidatas de la terna propuesta por el jefe del Ejecutivo para ocupar el puesto de ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no tienen el conocimiento sobre el papel protagónico de este máximo tribunal en la conquista de los derechos de las mujeres —por solo mencionar su derecho a interrumpir legalmente el embarazo.

5. Recientemente, en su conferencia matutina el presidente López Obrador anunció que «pondrá a consulta» los derechos de las mujeres, no obstante que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido en diversos casos que los derechos no están a consulta.

Para una verdadera transformación en necesario que el Ejecutivo y el Legislativo se pongan las gafas moradas, haciéndose estas preguntas simples: ¿Esta política pública, reforma, consulta… reproducirá o no el sistema patriarcal? Es decir, ¿oprimirá o no a las mujeres individual y colectivamente? ¿Toma en cuenta las voces de las afectadas por tales decisiones?

Sin una perspectiva de la realidad de las mujeres la pretendida transformación no será el movimiento social que tanto anhela el Partido MORENA, sino en el movimiento retrógrado que ignoró las voces de la mitad de su población, profundizó la desigualdad y tomó decisiones sin la debida metodología con perspectiva de género.

Consulta también: 

Pamela Velázquez Zambrano

Es abogada por la Universidad Iberoamericana Puebla. En la actualidad se desempeña como investigadora del IJPP. Colaboró con el Observatorio de Violencia Social y Género del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría; fue investigadora en Documenta, AC, y trabajó en la Dirección de Casos de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Fue además fellow Jorge Carpizo en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos [Washington, DC] y realizó una visita profesional a la Corte Interamericana de Derechos Humanos [Costa Rica]. 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.