Martes, 17 Enero 2017

Innovación de la justicia: La persecución penal comunitaria

Por
Valora este artículo
(3 votos)

En el control de la criminalidad, las fiscalías deben incorporar un modelo que ha alcanzado gran relevancia en el mundo, no solo por sus notables resultados, sino porque ha permitido relaciones institucionales sólidas, directas y permanentes con actores locales: La «persecución penal comunitaria» (PPC). Dos departamentos en Guatemala la han implementado ya.

La PCC vincula las acciones de persecución penal con la comunidad, por lo que las áreas de intervención y estrategia de la fiscalía suponen la participación de los habitantes, quienes coadyuvan con la identificación y priorización de problemas delictivos.

Generalmente, el tipo de criminalidad que prioriza la comunidad es la «común», dado que, por su naturaleza, afecta la sensación de seguridad en las personas y exige fuerte demanda social de intervención. Algunos de estos problemas no implican persecución penal, sino prevención.

Por lo anterior, el diseño de la PPC debe contemplar cuando menos: a) La coordinación entre los fiscales y las fuerzas policiales responsables de la prevención, y b) estrategias para abordar la conflictividad identificada por la comunidad, aun cuando no sean necesarias acciones de investigación y persecución.

Con la persecución penal comunitaria la fiscalía manifiesta su voluntad política de abrirse a la vigilancia del público, dado que la comunidad controlará parte de sus actividades

En la implementación de la PPC, además, no debe partirse de la idea de «delito». Al contrario, el presupuesto será el de «conflicto» (local), porque es probable que lo que identifica la comunidad como problemas de seguridad no necesariamente deba ser abordado mediante el poder punitivo.

Con la PPC, la fiscalía manifiesta su voluntad política de abrirse a la vigilancia del público, dado que la comunidad controlará parte de sus actividades. Esto implica considerar la delimitación geográfica de intervención y los actores locales con los que sostendrá relación permanente, incluyendo técnicas exitosas en la gestión de políticas públicas como el mapeo de actores o sistemas de representación local previstos en la legislación nacional.

Hasta ahora, desafortunadamente, el sistema de justicia penal de Guatemala y otros países latinoamericanos en proceso de reforma judicial escasamente han desarrollado la PPC, metodología viable y democrática para la mejor comprensión y abordaje del fenómeno delictivo.

Consulta también:

Modificado por última vez en Martes, 28 Marzo 2017 11:37
Elvyn Díaz

Es abogado, licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales por la Universidad de San Carlos. En la actualidad se desempeña como investigador jurídico del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales. Asimismo, fue Secretario de Asuntos Estratégicos del Ministerio Público, todo ello en Guatemala.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.