Martes, 11 Agosto 2015

Presidentes rompen el tabú

Por
Valora este artículo
(2 votos)

CD Boxes Label«La guerra global a las drogas ha fracasado, con consecuencias devastadoras para individuos y sociedades alrededor del mundo». Así inicia el primer informe de la Comisión Global de Política de Drogas, titulado «Guerra a las Drogas».

Conforma dicha comisión un panel de 24 líderes e intelectuales mundiales, incluyendo Kofi Annan, exsecretario general de la ONU, el escritor Mario Vargas Llosa, y sus fundadores, ex-presidentes de Brasil, Colombia y México, y su objetivo es examinar la eficacia y consecuencias de la «guerra contra las drogas»; evaluar los riesgos y beneficios de los distintos enfoques a nivel nacional sobre las drogas, y ofrecer recomendaciones prácticas basadas en evidencia, hacia una reforma a la actual política de drogas con enfoque de derechos humanos, salud y desarrollo.

Ese primer informe, publicado en junio de 2011, tuvo grandes repercusiones en los medios y representa una nueva alternativa sobre el modo en el que la comunidad internacional ha respondido al problema de las drogas, respaldado en casos de estudio y datos estadísticos.

Destaca que tales políticas deben basarse en evidencia empírica y científica, en derechos humanos y salud pública, aparte de tener en cuenta la realidad política, social y cultural de cada país. De este modo, menciona casos de estudio acerca de cómo una política que aborda el problema de forma más humana resulta  más efectiva.

Ejemplifica con el caso de Suiza y su programa de sustitución de heroína, el cual redujo en un 82% el consumo entre los usuarios más considerables en 15 años, disminuyendo así la viabilidad del mercado y de crímenes asociados al mismo. Y con Países Bajos, donde los delitos menores y la alteración del orden público disminuyó considerablemente a partir de la prescripción médica de heroína y metadona, con un programa de intercambio de jeringas.

Lo anterior es ofrecido por dicho informe como prueba de que una política de drogas centrada en la salud pública y la reducción de daños es más efectiva que la criminalización por su uso o posesión. Y termina con una serie de recomendaciones enfocadas en ambos puntos.

En 2016 se espera que la comunidad internacional encuentre una forma innovadora y consensuada de combatir el crimen organizado, siguiendo un camino centrado en los derechos humanos y la salud pública

Tres años después, en 2014, la Comisión publicó un nuevo informe, titulado «Asumiendo el control: caminos hacia políticas de drogas eficaces», donde reitera sus demandas por la descriminalización y alternativas a la encarcelación, enfatizando la importancia de la salud pública, para culminar con un llamado a la regulación legal de sustancias psicoactivas.

Un objetivo de este informe es que los gobiernos regulen los mercados de drogas y adapten sus estrategias represivas para enfocar sus esfuerzos en combatir a los grupos criminales más violentos y socialmente perjudiciales, en vez de castigar a quienes forman los eslabones más bajos de la cadena de producción y distribución.

A diferencia del primer informe, este destaca las reformas de los últimos años en diversos países, denotando las consecuencias y resultados positivos.

«Asumiendo el Control…» aporta siete recomendaciones innovadoras, que incluyen:

  • Poner la salud y la seguridad en primer lugar, priorizando políticas y recursos que dejen de lado las fallidas leyes punitivas;
  • terminar con la penalización del uso y posesión de drogas, así como los tratamientos obligatorios;
  • enfocarse en la reducción del poder de las organizaciones criminales, así como en la violencia e inseguridad que resultan de la competencia entre ellas y con el Estado;
  • asegurar el acceso equitativo a los medicamentos esenciales;
  • alternativas al encarcelamiento para los infractores no violentos de los eslabones más bajos de la cadena implicados en la producción, transporte y venta de drogas ilícitas;
  • permitir e incentivar experimentos de regulación legal del mercado con drogas hoy ilícitas, empezando por cannabis, hoja de coca y ciertas sustancias psicoactivas nuevas, y
  • aprovechar la oportunidad que representa la UNGASS de 2016 para reformar el marco internacional de políticas de drogas.

La Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS por sus siglas en Ingles) sobre Drogas que se llevará a cabo en 2016 –convocada por los gobiernos de Colombia, Guatemala y México en 2012– es una gran una oportunidad para abrir el diálogo y el debate entre los 193 Estados miembros de la ONU que incluya nuevas pruebas y aproximaciones basadas en evidencia científica, para reformar la actual política internacional frente a las drogas.

La UNGASS permitirá a cada Estado evaluar de sus políticas, el régimen internacional de control de drogas y los indicadores sobre éxitos y retos. En particular, para América Latina es urgente esta revisión y buscar soluciones regionales, en especial ante la violencia asociada a la producción y el tráfico de drogas.

Como menciona Fernando Henrique Cardoso, expresidente de Brasil y fundador de la Comisión, «Existe un reconocimiento general de que el sistema actual no está funcionando, pero también la conciencia de que el cambio es posible y necesario». Dicha conciencia se verá plasmada en 2016, cuando se espera que la comunidad internacional encuentre una forma innovadora y consensuada de combatir el crimen organizado, siguiendo un camino centrado en los derechos humanos, la salud pública y las consecuencias negativas que la «guerra contra las drogas» ha ocasionado a nivel nacional, regional e internacional, para terminar con los problemas sobre este tema de una vez por todas.

Consulta también:

Modificado por última vez en Jueves, 19 Mayo 2016 14:01
Zara Snapp y Jorge Herrera

Zara Snapp es licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Colorado en Denver y maestra en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard. Es autora de Diccionario de Drogas [Ediciones B, 2015]. Trabaja para la Comisión Global de Políticas de Drogas. Puedes encontrarla vía twitter @zarasnapp.

Jorge Herrera Valderrábano cursa las licenciaturas en Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, y Trabajo Social en la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Lo último de Zara Snapp y Jorge Herrera

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.