×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 703
Martes, 21 Julio 2015

La justicia en juego

Por
Valora este artículo
(0 votos)

Hace ya más de diez años que la sociedad civil está en pie de lucha por mejorar el sistema de justicia penal en México. Las reformas constitucionales en materia de adolescentes en conflicto con la ley, justicia penal, víctimas, seguridad ciudadana y derechos humanos, así como el litigio de casos paradigmáticos relativos al debido proceso, son el resultado de muchos años de trabajo.

Las nuevas normas y leyes han reconfigurado el sistema jurídico mexicano de tal manera que los derechos humanos se vuelven el eje rector en todos los ámbitos del poder público.

En la práctica, sin embargo, diversas autoridades encargadas de aplicar los nuevos estándares siguen repitiendo discursos ignorantes, que no se ajustan a la realidad normativa y social que tenemos enfrente. Los derechos humanos se han vuelto la retórica políticamente correcta, al mismo tiempo que se les han achacado —implícita o explícitamente— errores como la fuga de prisiones de alta seguridad o la absolución de «secuestradores».

Es cierto que existen todavía muchos retos que atender, pero el camino empezó a trazarse desde hace ya muchos años y no podemos permitir que el discurso oficial impulse contrarreformas falaces.

Los casos de excepción no pueden determinar si restringimos o no los derechos de las personas y, sin embargo, vemos ejemplos de cómo estos generan cambios normativos que tienen tal efecto, bajo argumentos que nada tienen que ver con la materialización de derechos y sí con deficiencias concretas en el desempeño de funcionarios e instituciones que pueden ser señalados puntualmente.

No podemos permitir que el discurso oficial impulse contrarreformas falaces

Es posible que de ahora en adelante haya propuestas de endurecimiento de las leyes penales, en particular de aquellas relacionadas con el sistema penitenciario. El Código Nacional de Procedimientos Penales está bajo constante escrutinio y se discuten las leyes nacional de ejecución y de justicia para adolescentes. Próximamente también tendrá que haber leyes generales en materia de violaciones graves de derechos humanos.

Es muy importante que pongamos atención en estos esfuerzos, para cerrar la puerta a cambios punitivistas que tiendan una cortina de humo al túnel de la corrupción e ineficiencia endémicas y no atiendan las verdaderas causas de las fallas estructurales de los sistemas de seguridad, justicia y penitenciario.

No perdamos de vista que los derechos que nos corresponden son la herramienta que tenemos a la mano para luchar contra el Estado cuando ejerce su brazo castigador impunemente.

Consulta también:

Modificado por última vez en Martes, 27 Octubre 2015 12:08

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.