×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 9281
Martes, 30 Julio 2013

Servicios Previos al Juicio: Más del 90% cumple con las medidas cautelares en libertad

Por
Valora este artículo
(0 votos)

El uso excesivo de la «prisión preventiva» impacta en la sobrepoblación carcelaria y los costos sociales y económicos del sistema penal, y viola derechos humanos. Lo anterior se relaciona con dos características del sistema escrito-mixto de justicia penal: falta de alternativas a la «prisión preventiva» y listados interminables de delitos donde las personas acusadas de cometerlos no pueden enfrentar sus procesos en libertad.

En contraste, el sistema acusatorio parte de la presunción de inocencia, lo cual significa que el procedimiento debe prever, entre otras cosas, la posibilidad de que quienes enfrentan procesos lo hagan en libertad y solo excepcionalmente en prisión. Este es uno de los grandes cambios que introduce la reforma constitucional del 2008, misma que entró ya en vigor en 14 estados.

Durante la implementación del sistema acusatorio dichos estados han enfrentado varios retos y logrado establecer intervenciones y programas innovadores, entre los que destacan los Servicios Previos al Juicio(SPJ), que son programas administrativos enfocados en aportar información social de las personas detenidas, de modo que las partes puedan proponer medidas cautelares idóneas para que aquellas enfrenten sus procesos —ya sea en libertad o en prisión.

Estos servicios permiten que la «prisión preventiva» se utilice excepcionalmente y se cumplan los objetivos de la medidas en libertad

Al buscar la imposición de la medida cautelar más adecuada, los SPJ permiten que la «prisión preventiva» se utilice de manera excepcional y se cumplan los objetivos procesales de las medidas en libertad a través de la supervisión. Es por ello que el Instituto de Justicia Procesal Penal (IJPP) —antes Proyecto Presunción de Inocencia en México— promueve la incorporación de los SPJ en el proceso penal.

En México, esta metodología se aplica ya en los estados de Morelos (UMECA para adolescentes y UMECA para adultos), Baja California y Puebla. El IJPP ha estado involucrado desde 2006 en su diseño y adecuación al sistema, promoviéndola además en Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador y Perú. El modelo se ha enriquecido mediante alianzas con expertos de USAID y Open Society Justice Initiative, y gracias a los resultados obtenidos en la operación de cada programa.

Particularmente en Morelos, los SPJ reportan que más del 90% de las personas que enfrentan procesos penales en libertad están cumpliendo con las medidas que el juez les impuso, es decir, acudiendo a todas sus audiencias, y no han molestado a las víctimas.

Este nivel de efectividad beneficia al sistema penal en su conjunto, pues evita que se difieran audiencias y decreten órdenes de reaprehensión, y favorece que disminuya la población carcelaria en «prisión preventiva».

Como en Morelos, los sistemas de justicia donde se aplican los SPJ muestran resultados positivos respecto de aquellos donde no se han adoptado; en estos últimos constituye un reto especialmente complicado el manejo de las personas en libertad y es común que no se tenga conocimiento de si cumplen o no con las medidas impuestas por el juez.

Son irrefutables los beneficios que aportan los SPJ, aparte de que tales beneficios son muy superiores a los costos administrativos. Es por eso que deben incorporarse a los sistemas penales, estableciéndose con precisión su estructura, principios y funciones en el código de procedimientos penales.

Consulta también:

Modificado por última vez en Miércoles, 22 Junio 2016 10:54

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.