Instituto de Justicia Procesal Penal - Noticias 2017

Ginebra, 16 de enero de 2018.- La entrada en vigor hoy en México de la Ley General en materia de desaparición forzada de personas podría dar una vuelta de página en relación con la grave situación que el país enfrenta en esta materia, e iniciar un camino hacia la verdad, la justicia y la reparación para las miles de víctimas, dijo un grupo de expertos independientes en derechos humanos de Naciones Unidas.

Coletta A. Youngers

En diciembre de 2017, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos(CIDH) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) lanzó formalmente su trascendental Informe sobre Medidas Dirigidas a Reducir el Uso de la Prisión Preventiva en América, el cual resalta el papel que cumplen las políticas punitivas sobre drogas para alimentar el hacinamiento en las prisiones, con consecuencias particularmente devastadoras para las mujeres. El informe de la CIDH exhorta a que el consumo de drogas sea tratado como un tema de salud pública y no como un tema penal, y recomienda descriminalizar la posesión de drogas para consumo personal. Asimismo, el estudio plantea serias inquietudes respecto a programas de tratamiento del consumo de drogas bajo supervisión judicial, comúnmente conocidos como tribunales de drogas. El informe brinda una plétora de recomendaciones para alinear las políticas sobre drogas con las normas regionales e internacionales de derechos humanos.

La experiencia del sistema judicial anglosajón ha sido muy enriquecedora en los procesos de reforma procesal penal en América Latina. En la actualidad, la justicia civil se ha incorporado a este complejo proceso de cambios en el marco del cual ha ido observando con atención los avances de los modelos norteamericanos, que funcionan sobre la base de la oralidad y la litigación desde hace muchos años.

La experiencia del sistema judicial anglosajón ha sido muy enriquecedora en los procesos de reforma procesal penal en América Latina. En la actualidad, la justicia civil se ha incorporado a este complejo proceso de cambios en el marco del cual ha ido observando con atención los avances de los modelos norteamericanos, que funcionan sobre la base de la oralidad y la litigación desde hace muchos años.