Martes, 03 Enero 2017

¿Qué se denuncia en la CDMX?*

Valora este artículo
(1 Voto)

Gustavo Fondevila

¿Alguna vez le robaron algo y no fue a denunciarlo a la Procuraduría? Esta situación es bastante común. De hecho, solamente el 6.3% de los delitos cometidos llegan a conocimiento de las autoridades a través de las denuncias de la gente (Envipe-INEGI, 2016). El resto se pierde porque las víctimas prefieren no entrar en contacto con el Ministerio Público.

La cifra negra sigue superando largamente el 90% en la Ciudad hace años... sin que ningún gobierno haya logrado bajar esos números. La desconfianza, impunidad, pérdida de tiempo, maltrato recibido, etcétera, son las razones comunes para no denunciar. Las autoridades sufren la falta de denuncia porque no saben lo que sucede en las calles (y no pueden reaccionar ni prevenir) y al mismo tiempo, se encomiendan para no recibir ese tsunami de denuncias que colapsaría el ya saturado sistema policial, de procuración e impartición de justicia.

¿Y por qué se denuncia?

Aunque en realidad, lo asombroso es que después de todos estos años de extorsiones, secuestros, delitos cometidos por policías, corrupción, asesinatos, violaciones y un sinfín de tragedias y oscuridades, todavía haya gente que denuncie -aunque sean muy pocos (6.3%). Pero no se engañe: no se trata de personas que creen en la justicia, ni en la recuperación de sus objetos, ni siquiera en encontrar consuelo. Según una investigación del CIDE (Heredia González, 2016), las denuncias ya ni siquiera dependen de la gravedad del delito sufrido sino de la necesidad de denunciarlo por algún otro motivo (ajeno a la justicia o al delito). No importa la seriedad del daño (en persona o bienes), sino la obligación de denunciar impuesta por alguna institución o empresa para reconocer la pérdida. Precisamente es el caso del robo de autos: el nivel de denuncia alcanza en promedio el 78.4% solo porque es imposible tramitar el pago del seguro sin la constancia del levantamiento de la averiguación previa...

Estos datos conforman el mejor resumen de lo que se ha convertido la denuncia de delitos en la ciudad de México: un trámite que la gente desahoga solo para poder seguir con otro trámite. Nadie espera justicia ni la busca en el Ministerio Público. La diferencia del nivel de denuncia entre delitos graves como una violación, lesiones o robo a casa/habitación y el robo del auto muestra que si se eliminara el trámite de las aseguradoras (o de empresas e instituciones), la tasa de denuncia simplemente se desplomaría y el bajísimo 6% sería un dulce recuerdo. Lo único que mantiene la tasa en ese nivel es un trámite administrativo (que sirve para recuperar algo del dinero del auto o al menos, no tener que pagar por lo robado a la empresa). La gente no denuncia para recibir justicia en el MP sino en el seguro.

Eso dice bastante de la falta de confianza ciudadana en las instituciones pero también, de la escasa eficiencia para conseguir justicia, confortar a las víctimas, reparar el daño, en resumen, dar un poco de alivio a las personas que han sufrido. La gente prefiere afrontar ese dolor o pérdida a solas o por si mismos que presentarse en la Procuraduría para recibir ayuda. Una triste noticia para empezar un año a toda orquesta con gasolinazos, aumento de la canasta básica y de los servicios, congelamiento salarial, fuertes recortes presupuestarios (por ejemplo, en el área de prevención) y un seguro aumento de la violencia y delincuencia. Pero olvídese de estos problemas por ahora y siga el ejemplo del jefe de gobierno: tómese unas vacaciones y descanse -mientras pueda.

Los ilícitos

Porcentaje de denuncias iniciadas.

red-justicia-previa-tipos-de-delitos

*Publicado en reforma.com [enero 2, 2017]

Consulta también:

Modificado por última vez en Martes, 18 Julio 2017 11:38