Lunes, 06 Junio 2016

Queda impune crimen de Presunto Culpable*

Valora este artículo
(0 votos)
Arturo Sierra

El asesinato que detonó el documental Presunto Culpable permanece impune y, tras más de 10 años, el caso fue enviado al archivo.

Juan Carlos Reyes Pacheco fue privado de la vida a tiros la tarde del domingo 11 de diciembre de 2005 en La Magueyera, Iztapalapa.

Lejos de ser un número más en la estadística, el homicidio exhibió las fallas en la investigación y las irregularidades del sistema judicial en la Ciudad de México.

Pese a que testigos lo ubicaban en otro lugar, el juez sentenció a José Antonio Zúñiga a 20 años de prisión por el homicidio calificado con ventaja de Reyes Pacheco.

El 9 de agosto de 2007, el defensor del acusado promovió un incidente no especificado en el Juzgado 26 de Primera Instancia Penal.

Casi dos años después, la Quinta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del entonces Distrito Federal revocó la resolución y ordenó reponer el procedimiento, por lo que Zúñiga pudo obtener su libertad.

Sin embargo, el asesinato de Reyes nunca fue resuelto.

La Procuraduría de la CDMX conformó un grupo especial para tratar de ubicar a las personas acusadas, vecinos de Iztapalapa e integrantes de un grupo delictivo del lugar conocido como Clan 41.

Ellos habrían cometido el crimen como venganza por una deuda de mil pesos de la venta de mariguana.

Los investigadores nunca dieron con su paradero. Desde el año 2008 no hay ningún dato extra para ubicar a los responsables.

A la fecha se desconoce la ubicación de Víctor Manuel Reyes, primo de la víctima, quien estuvo presente el día de los hechos y quien acusó a Zúñiga.

Este último es padre de dos hijos, dejó el Hip Hop y ahora se dedica a reparar equipo de cómputo en Iztapalapa.

Los agentes de la Policía de Investigación que participaron en el arresto dejaron la corporación por diferentes razones.

El comandante Manuel Ortega Saavedra se jubiló y se integró a la Secretaría de Seguridad en Hidalgo.

En 2006, Mario Arrona Salmerón falleció por problemas de salud y Alejandro Garibay Cabello renunció.

El juez Héctor Palomares, que sentenció en dos ocasiones a Zúñiga, sigue laborando al TSJ.

La agente del MP que llevaba el caso, Maricela Miranda, fue enviada al Instituto de Formación Profesional, donde ha dado clases y además obtuvo un título de maestría en Derecho Procesal.

Preparan abogados nuevo documental


A diferencia de los investigadores de la Procuraduría de la CDMX, los realizadores de Presunto Culpable todavía tienen mucho por hacer en esta historia.

Layda Negrete y Roberto Hernández, quienes documentaron e hicieron pública la injusticia, esperan que en unas semanas la Suprema Corte de Justicia se pronuncie por la determinación de la afectación a uno de los testigos.

"Creo que fue una forma muy sencilla de comunicar un problema y de animar en una solución", comentó Negrete, quien participa en México Evalúa.

"Cuando se presentó la reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales en la Cámara de Diputados en varias ocasiones se hizo mención del documental y eso importante para cambiar el sistema penal".

Ambos fueron demandados por el testigo y la familia del asesinado por supuesto mal uso de su imagen, aunque el veredicto fue a favor de los realizadores.

Hernández opinó que siguen los litigios como método de silenciamiento se mantienen.

"Fue un paso para exponer los problemas del sistema penal en México", dijo Hernández, quien trabaja para The World Justice Project, haciendo encuestas en cárceles y prepara un segundo documental sobre los cuerpos de policía.

Publicado en reforma.com [junio 6, 2016]

Consulta también:

 

Modificado por última vez en Jueves, 28 Julio 2016 11:48

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.