Durante la administración de Miguel Ángel Mancera, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) acumula al menos 10 casos de personas que tras haber sido acusadas y detenidas han sido dejadas en libertad al no poder acreditarse su culpabilidad.

Natalia Pérez Cordero

Ante la ineficacia de investigar adecuadamente los delitos del orden penal, se conocen numerosos casos donde ha quedado demostrado el uso de “chivos expiatorios”. Es decir, se hace pasar a personas inocentes como culpables de delitos que no cometieron, con el objetivo de demostrar que el sistema de administración y procuración de justicia funciona a través de un alto número de detenciones, sin importar que no se detengan a los verdaderos responsables del delito. Y esto en la realidad se traduce en la creación de delincuentes ficticios.

El próximo miércoles 2 de septiembre, la organización internacional Open Society Justice Initiative (OSJI), presentará en Chilpancingo, Guerrero, su informe 'Justicia Fallida en el Estado de Guerrero'.

Parte ineludible para el funcionamiento óptimo del sistema de justicia penal acusatorio son las «actividades de interpretación de los principios y reglas que lo norman», así como su difusión a través de la versión digital del Semanario Judicial de la Federación. Ahora, como su útil complemento, el Consejo de la Judicatura Federal [CJF] ofrece en línea la plataforma de Consulta Jurisprudencial especializada en el Nuevo Sistema de Justicia Penal.